Presentación ante las Comisiones Unidas del Senado

Jueves 3 de Abril. 

 

La Cámara de Senadores, como Cámara de origen, ha generado una reforma de grandes alcances y sentado las bases de una política de Estado en materia de transparencia.

 

Tengo la certeza que mi trayectoria de compromiso democrático, capacidad profesional y experiencia institucional pueden hacer realidad el mandato de autonomía constitucional para el nuevo organismo garante.

 

Presento tres puntos:

I. Misión del nuevo organismo garante;

II. Líneas de mi proyecto de trabajo;

III. Mi experiencia y capacidad

 

I. Por un nuevo impulso a la transparencia y el ejercicio del Derecho de Acceso a la Información (DAI)

 

El horizonte abierto por esta reforma fortalece el ejercicio del derecho de acceso a la información (DAI) y amplia la transparencia en la gestión de lo público. Es una reforma que fortalece la institucionalidad democrática.

 

Crea una política de alcance nacional y que obliga a todas las entidades y personas que manejan recursos públicos o ejercen autoridad.

 

El nuevo organismo garante será fundamental en la política de Estado para la rendición de cuentas y para enfrentar la corrupción, que tanto daño hace a las Nación y sus instituciones.

 

La misión del Instituto en términos sencillos es:

 

Impulsar un gobierno abierto y garantizar el ejercicio de un derecho constitucional.

 

Para ello, el nuevo Instituto debe asumir dos funciones sustantivas y estratégicas:

 

A. Garantizar el ejercicio del DAI como un derecho humano y constitucional, cimiento de otros derechos e impulsar su ejercicio para todas las personas.

 

B. Vigilar el cumplimiento de las disposiciones de transparencia y colaborar con los sujetos obligados para hacer de la transparencia una dimensión práctica en la gestión de lo público.

 

Esta nueva etapa presenta una gran oportunidad y algunos riesgos. Alerto sobre dos: El uso faccioso de la transparencia a favor o en contra de personas, partidos políticos o gobiernos y la burocratización que lo lleve a ser irrelevante.

 

Propuestas del proyecto de trabajo

 

1ª. Revisar el enfoque y completar el modelo de ejercicio del derecho de acceso a la información (DAI).

 

Esta sería mi prioridad.

 

Se trata de facilitar el ejercicio del DAI sin necesidad de presentar solicitudes.

 

El modelo previsto en la Ley vigente se centraba en presentar solicitudes y concentraba al IFAI en la revisión de las quejas emanadas de ese procedimiento.

 

Con la reforma constitucional se puede equilibrar el modelo dando mayor énfasis a las obligaciones de transparencia y dando atribuciones en la Ley General al nuevo Instituto para vigilar, promover y facilitar el cumplimiento de esas obligaciones. (art. 7 de la Ley de Transparencia vigente).

 

Este enfoque produce transparencia proactiva. Consiste en incluir el acceso público como un paso normal de todo proceso administrativo. Esta es la mejor forma de promover el derecho (DAI) y avanzar en gobierno abierto.

 

Abrir la información también aligera la carga a los servidores públicos. Si la información está abierta de origen, la necesidad de solicitarla y entregarla se reduce. Así, la transparencia es amenaza para la corrupción y no para la función pública.

 

2ª Establecer un ambiente de colaboración con los sujetos obligados como parte del Sistema Nacional de Transparencia y Rendición de Cuentas.

 

Propongo impulsar una comunidad de práctica que fije estándares y promueva las mejores prácticas. Hay mayores resultados cuando se generan incentivos a quienes cumplen que cuando sólo se sanciona a quienes incumplen.

 

3ª Colaborar creativa y efectivamente con la sociedad civil, especialmente con los actores que pueden multiplicar el ejercicio del DAI entre las personas con menor acceso a las tecnologías de información o con discapacidad.

 

4ª Articular la agenda nacional con la agenda global.   Recientemente México asumió la presidencia de la Alianza por un Gobierno Abierto. 

Tenemos mucho que aportar y debemos retomar lo más avanzado de la agenda global y las mejores herramientas internacionales para fortalecer la transparencia aquí en nuestro país. 

 

 Cuidar la credibilidad y autoridad moral de la nueva Institución.

 

Se requiere garantizar un funcionamiento colegiado consciente de la responsabilidad de tutelar un bien superior.   El nuevo organismo debe ser modelo de gestión republicana, con un ejercicio pulcro de los recursos y un claro compromiso con la ciudadanía. 

 

III. Mi experiencia para aportar a esta nueva etapa

 

Para realizar estas tareas e impulsar la nueva misión, ofrezco mi trayectoria, capacidad y experiencia.

 

Tengo experiencia con buenos resultados en varios campos:

 

He sido director de organizaciones civiles, fundador y dirigente de movimientos ciudadanos, titular de dos importantes instituciones públicas y asesor de organismos internacionales y gobiernos de otras naciones.

 

Soy parte de la sociedad civil propositiva que ha impulsado la democracia y sus instituciones desde hace 30 años.

 

Soy fundador de Alianza Cívica que contribuyó a la reforma electoral de 1995-96 y a la creación del IFE. Nuestras herramientas como el monitoreo de medios y el conteo rápido son hoy herramientas institucionales.

 

Soy pionero, practicante y promotor del DAI y la transparencia.   Promovimos la primera solicitud de información amparados en el art 6º constitucional con su redacción vigente en 1995. 

 

Como titular del INDESOL y del Programa Oportunidades impulsé su transparencia. Las evaluaciones de Oportunidades son modelo internacional. Abrí el acceso a las bases de datos de las encuestas de evaluación y a los indicadores bimestrales de resultados del programa, aún antes de la vigencia de la Ley de Transparencia.

 

Soy coautor de dos textos para promover el ejercicio del derecho de acceso a la información en la práctica. [“Gobierno bajo la lupa” y “Guía para el ejercicio del derecho de acceso a la información y el uso de las herramientas electrónicas en México”.] Esta guía fue publicada por el IFAI en 2009.

 

En años recientes he sido asesor de entidades gubernamentales de más de 15 países como Perú, El Salvador, Yemen, Egipto, Tanzania y Cambodia.

 

Cuento con experiencia sólida y frecuente en órganos colegiados.

 

He ejercido responsabilidades de alta dirección con buenos resultados en la función pública y en organizaciones civiles.

 

Soy especialista en política social y conozco la Administración Pública.

 

Soy experto en educación cívica y participación ciudadana.

 

No tengo afiliación a partidos políticos o a grupos de interés económico.

 

Por todo esto, sé que puedo contribuir a esta gran reforma para hace realidad la autonomía del órgano garante fortaleciendo las instituciones democráticas y construyendo ciudadanía participativa y responsable.

 

Gracias por su atención. 

  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic
  • RSS Classic